Cloud Computing: más que ahorro de dinero

Para muchas compañías los centros de datos poco utilizados y los servidores de aplicaciones significan un gasto fuerte de energía, espacio y recursos. Es por eso que poco a poco Cloud Computing ha ido adquiriendo importancia pues es la mejor forma de solucionar este problema a través de soluciones tecnológicas virtuales.

En los últimos años Cloud Computing se ha convertido en una de las tecnologías que más ha revolucionado la industria de las TIC’s, gracias a los servicios virtuales que ofrece a sus clientes. Uno de sus más grandes atractivos es la cuestión financiera, pues sin lugar a duda, los costos de usar esta tecnología son considerablemente menores que adquirir toda la infraestructura necesaria para hacerlo.

Dentro de los beneficios de Cloud Computing podemos destacar:

1.    Liberar recursos internos. Los usuarios de Cloud Computing ofrece la posibilidad de olvidarse de los costos de mantenimiento, soporte y servicio que algunas plataformas requieren.

2.    Reducción de la presión del ancho de banda. Al completar el proceso de negocio fuera de tu red, tendrás más capacidad disponible para ejecutar las demás tareas de una forma eficiente.

3.    Inmediación. Al no tener la necesidad de instalar ningún tipo de software y/o hardware, las soluciones Cloud Computing pueden ser activadas al instante, es decir que no habrán horas perdidas.

4.    Escalabilidad. Cloud Computing usa recursos TIC sobre demanda, es decir que en caso de que requieras incrementar las capacidades de tu servicio, puedes hacerlo en la medida que tu negocio crezca.

Estos beneficios son importantes y sin lugar a dudas atractivos para cualquier empresa, pero de acuerdo con un estudio realizado por la compañía Gartner,entre 50 empresas norteamericanas que han implementado el uso de Cloud Computing, y en el cual se indaga sobre ¿Qué factor determinó la decisión de usar o no la nube en dichas compañías? y las respuestas más populares fueron:

- Entregar buenos resultados al negocio

- Entregar resultados al negocio rápidamente

- Ahorro de dinero.

Esto quiere decir que las empresas se preocupan por obtener buenos resultados de una forma eficiente, pues es la única manera en la que pueden desempeñar un buen papel dentro de la competencia que el mercado genera.

Para ejemplificar este punto, basta hablar del ciclo de vida que tienen los productos. Piensa en una televisión. Cuando compras una nueva TV, ¿cuánto tiempo pasa para que compres una nueva? Hace algunos años las familias compraban un televisor que duraba cerca de 15 años. Hoy en día la tecnología avanza tan rápido que las personas han decidido renovar sus equipos cada 2 o 3 años.

Cloud Computing es una herramienta que permite que las compañías respondan de una forma más rápida a los ciclos de producto. Con la nube, las demandas de los clientes se dan a conocer prácticamente al instante, ya que los recursos de análisis para producto y consumidores se están actualizando constantemente y pueden ajustarse de acuerdo a las necesidades que la compañía tenga.

Algunas compañías han comenzado a utilizar Cloud Computing como base para construir laboratorios de desarrollo, donde pueden implementarse proyectos especiales e incluso probar nuevas teorías, sin poner en peligro la funcionalidad o espacio de almacenamiento que tiene la infraestructura de la empresa.

Las aplicaciones que la nube puede llegar a tener son muchas y con el tiempo seguramente serán más. De acuerdo con un estudio que realizó la empresa Gartner acerca de la proyección que puede llegar a tener Cloud Computing en el futuro están:

1.    La tendencia al consumo de TICs seguirá creciendo, con algunas variantes especiales para los sistemas corporativos.

2.    La portabilidad de plataformas cruzadas se incrementara al mismo tiempo que nuevas aplicaciones se desarrollarán con un enfoque que facilite el acceso del usuario a la información, sin importar el dispositivo que se utilice.

3.    Cloud Computing acelerará la tendencia actual en la que los consumidores prefieren un auto servicio para elegir y usar aplicaciones que vayan de acuerdo a sus necesidades.

Para comprobar si estas predicciones se cumplirán, debemos de mantenernos pendientes de la evolución que tendrá la nube y de los cambios que tendrá la interacción entre los usuarios, los servicios y aplicaciones que vengan con todo este modelo tecnológico.

Por lo pronto, podemos concluir que minimizar gastos siempre será un factor determinante para la elección que hacen las empresas de los recursos  que los ayudarán a eficientar sus procesos. Sin embargo el factor que para muchos determina la decisión de adquirir una herramienta como la nube o no, es qué tanta capacidad de adaptación puede tener en relación a las necesidades de negocio. Qué tiene o qué tanto facilita el análisis de las preferencias del mercado, y como  ayuda a potenciar las capacidades de respuesta a las mismas.