El éxito del Cloud Computing
Ser usuario de la nube tiene muchos beneficios, probablemente el más importante sea el no tener que preocuparte por nada. No tienes que comprar la tecnología que presta este servicio, no tienes que pagar por los costos de mantenimiento y renovación del equipo, etc. Pero más allá de los beneficios que tiene y que referimos en la nota anterior, hay todo un mundo que a lo mejor no conocías, pero que seguramente te va interesar.
 
Lo primero que debes saber es que existen tres tipos de nube:
 
  • Público: es el que todos conocemos, se caracteriza por prestar sus servicios a cualquier persona que necesite rentar un espacio en él.
  • Privado: es el que tiene una empresa que cuenta con la infraestructura necesaria para prestar este servicio a sus departamentos internos de acuerdo a sus necesidades. 
  • Mixto: es el que surge cuando la capacidad de la nube privada no es suficiente para prestar el servicio a todos los usuarios que tiene y se ve en la necesidad de buscar apoyo en una nube pública. 
Por ejemplo, hablemos del caso de Netflix. ¿Sabes cuáles son sus orígenes? 
 
Todo empezó con la idea de facilitar el proceso de renta de películas en un video centro, evitando que las personas tuvieran que salir de su casa. Los usuarios tenían que ingresar a una página de Internet y elegir la película que querían ver y en unos días llegaba por correo a sus casas, acompañado de un sobre pre-pagado, el cual debían meter en algún buzón y listo.
 
El éxito que tuvieron fue tan grande, que al poco tiempo se dieron cuenta de que podían ofrecer ese servicio pero de manera virtual. Recurrieron al uso de la banda ancha, el cual permitía realizar streaming de las películas y toda la operación se realizaba desde Internet, lo cual terminó siendo uno de los sitios más solicitados en el mundo. Pero ¿cómo fue que consiguieron dar servicio a tantas personas al mismo tiempo? Si, a través de la nube. 
 
Netflix recurrió al apoyo de una nube pública, ya que no contaban con la infraestructura suficiente para satisfacer las necesidades de los usuarios en horas pico. Contar con Cloud Computing permite que la cantidad de servidores en uso se incremente o decrezca de acuerdo a los requerimientos que la demanda de los usuarios define. La cantidad de visitas que tienen a las tres de la mañana no es la misma que tienen a las seis de la tarde, gracias a la nube, los costos son única y exclusivamente los correspondientes al uso que le dan. 
 
Aterrizando el caso a México, se está empezando a ofrecer el servicio de nube, lo cual podría parecer irrelevante contando con opciones como Oracle, Amazon, VMWare, entre otros, pero en realidad es muy importante, ya que por ejemplo, por cuestiones de seguridad,  el gobierno solo puede guardar los datos de los ciudadanos dentro del territorio nacional. 
 
Es por eso que sitios como los del gobierno federal no han recurrido al apoyo de la nube. Para que quede más claro este punto, imagina cuántas personas entran al portal del SAT en el mes de abril para hacer su declaración anual. Se trata de millones de usuarios, que cada año bloquean el sitio por la alta demanda que generan. Esto se podría evitar si contara con el apoyo de la nube. 
 
Conscientes de esta necesidad, en INFOTEC estamos trabajando para desarrollar una nube pública que resuelva estas necesidades, se encuentre en territorio nacional y cumpla con las regulaciones existentes en cuanto al manejo de datos personales; para mejorar la calidad de servicio que ofrece a los usuarios. 
 
¿Interesante no? Ahora que conoces más acerca de Cloud Computing, imagina todo lo que se podrá hacer gracias a esta tecnología en un futuro no muy lejano.