Centro de Datos más eficientes y sustentables: una nueva tendencia creciente

La reducción del consumo de energía se ha vuelto una de las temáticas primordiales en las agendas cotidianas de las empresas. Uno de los sectores en los cuales se puede trabajar dentro de los establecimientos de las empresas para lograr una mayor eficiencia energética son los Centros de Datos. Éstos representan actualmente el 2% del consumo de la energía mundial y son uno de los segmentos de más rápido crecimiento.

El consumo de energía en un Centro de Datos proviene principalmente de dos cargas, los equipos informáticos que procesan la información y los equipos de soporte que acondicionan y proveen la infraestructura para soportar a los equipos informáticos. En cuanto a la infraestructura, el sistema de aire acondicionado representa aproximadamente el 30% del consumo de energía del Centro de Datos, generando que muchos de los esfuerzos se enfoquen en mejorar los sistemas de enfriamiento.

Hoy en día, tener una imagen verde atrae a grandes masas de la sociedad. Por otro lado, el precio de las distintas formas de energía ha crecido sistemáticamente en los últimos años impactando directamente en la estructura de costos de las empresas, las soluciones de ahorro de energía en la actualidad son muy rentables y esto ayuda a las empresas a tomar la decisión de optar por implementarlas.

Las empresas deben adquirir una visión sistémica para así poder entender las interrelaciones entre todos los elementos que conforman la infraestructura física, de tal forma que se creen soluciones que cuenten con la ingeniería previa y adecuada que permita reducir el tiempo de implementación y faciliten tanto la configuración como su operación.

Imagen tomada de: Hewlett Packard.

Hay mucho trabajo por delante para continuar mejorando el diseño de un Centro de Datos. No obstante, existe un aumento cada vez mayor de conciencia de protección en los consumidores que demandan Centros de Datos que mejoren el uso de la energía y logren que sea más efectiva, consiguiendo contribuir a la sustentabilidad y ayudar a su negocio y al medio ambiente.

Lo verde es lo de hoy, sin duda. Cada vez son más las empresas que agregan esta bandera a sus astas y muestran un interés real en la preservación del medio ambiente, como una de sus medidas más importantes dentro de sus proyectos globales de sustentabilidad.

La manufactura, en particular, absorbe una gran responsabilidad, pues la industrialización jamás contempló sus inicios que los desechos iban a ser algún día los culpables de un desequilibrio ecológico de magnitudes catastróficas.

Ello nos lleva a revisar su pasado en dos direcciones: el proceso y el producto. El primero, porque es durante el proceso de transformación que se generan sustancias dañinas para el ambiente y se crean desechos contaminantes. En el segundo caso, porque ya sea mientras es usado por el cliente final (como en el caso de los automóviles), o bien, desechado (los empaques después de usarse, por ejemplo), se convierte en un agente adverso a la naturaleza.

En todo caso, para resarcir el daño y garantizar la tan buscada sustentabilidad, la ingeniería cuenta con un razonamiento básico: medir, controlar, mejorar. Estos tres elementos, bien enfocados en acciones concretas, permitirán que las empresas de manufactura enfrenten el monstruo del daño ambiental. Sin embargo, se necesita un ingrediente adicional: información. Los tres conceptos anteriores necesitan información veraz, oportuna y ordenada. Por décadas, las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) han evolucionado en las plantas de manufactura y todo indica que hoy jugarán el rol de catalizador de la nueva revolución ‘verde’.

La incursión de las TI en la industria puede traer beneficios tan contundentes en materia ambiental y financiera, tan necesarios hoy en día, como la disminución en 25% de errores de diseño y retrabajo hasta la reutilización del 30% de los componentes que se utilizan en los procesos de manufactura – incluye procesos de diseño y homologación de partes en algunos ensambles – y 60% de mejora en el tiempo de respuesta al mercado.

Por: Raymundo Pérez, Marco Antonio Trejo y Fadrique Torres de la Subgerencia de Fortalecimiento Tecnológico (FORTEC) de INFOTEC. Twitter: @FortecTI @Rpereolimxx  @MarkPaulin@Fadrykq

 


Comentarios