El valor de las TIC en el papel de Esposa, Madre trabajadora y estudiante

Infinidad de veces hemos escuchado sobre mujeres que dejaron truncos sus estudios por falta de tiempo, porque se casaron muy jóvenes, porque decidieron tener hijos y algunas que no los iniciaron, pero que siguen teniendo esos grandes deseos de superación.

El hecho de ser madre, esposa, estudiar y trabajar eran actividades que no se llevaban a cabo al mismo tiempo sin embargo hoy en día muchas mujeres lo hacemos, sin duda es un reto muy difícil ya que todas las madres trabajadoras tenemos un gran problema que es la falta de tiempo. Entre el trabajo, la educación de los hijos, las tareas del hogar y el estudio,  apenas nos queda tiempo para nosotras mismas. Y a veces nuestra pareja de alguna u otra manera y con diferentes actos de su parte, está reclamando el tiempo para ellos.

Supongo que no soy la única madre trabajadora que al final de mi jornada laboral me encuentro súper cansada y todavía llego a casa, atender a mis hijos, a lavar ropa, a checar tareas del más pequeño, a preocuparme por la cena y por ver que tengo pendiente de mis estudios universitarios y la mayoría de las veces a seguir atendiendo requerimientos del trabajo porque el cliente los necesita y al ser responsable de proyectos, lo tienes que hacer. Afortunadamente hay mujeres que contamos con la ayuda de la pareja, en mayor o menor grado, pero al final ayudan con los hijos y las labores del hogar.

Hoy en día, una de las principales ventajas y herramientas para nosotras mujeres que cumplimos con estos roles, son las famosas “TIC”, de las cuales nos ayudamos para poder cumplir nuestros principales objetivos y así desempeñar estos roles en el manejo del tiempo, al igual que nos enseñan cómo desarrollar aún más la capacidad de hacer varias cosas a la vez, y esto hace un mejor uso de nuestro tiempo.

Para las mujeres que laboramos en empresas de “Tecnologías de Información y Comunicación”, algunas veces nos beneficia la modalidad del “Home Office”, un esquema de trabajo muy bueno pero no para todos los trabajos o puestos. Así mismo se debe mantener una disciplina estricta para que esto funcione, y sobre todo el compromiso y la responsabilidad de nuestro desempeño para la empresa que trabajamos.
Cada vez son más las empresas que optan porque sus trabajadores ejerzan sus funciones desde casa, se comuniquen con la oficina por videoconferencia o correo electrónico, vía telefónica y presencial en caso de tener que asistir a reuniones con clientes o equipos de trabajos. Hay estudios que resaltan la importancia de trabajar en esta modalidad y se ha demostrado en algunos casos que incrementa la productividad en las empresas y reduce el ausentismo laboral, contrariamente a lo que se pudiera pensar.

Para las empresas, las ventajas de tener un menor número de empleados trabajando en una oficina podría significar la reducción del alquiler e insumos; mientras que para los empleados nos beneficiaría en la reducción de costos de transporte y el tiempo ahorrado por el desplazamiento de lugares.
 
Para miles de mujeres formar una familia, estudiar y trabajar al mismo tiempo significa tener que enfrentar una gran cantidad de dificultades relacionadas con la incompatibilidad entre las exigencias de sus hijos y pareja, del estudio y las demandas de su trabajo. Es por esta razón que las TIC hoy en día nos facilitan y nos ayudan mucho para poder cumplir estos roles, aprovechando la tecnología, planeando a corto y largo plazo, involucrando a la familia, confiando y delegando en nuestros equipos de trabajo y no olvidándonos de que antes que nada somos individuos y que también tenemos necesidades personales y como tal requerimos nuestros propios espacios, objetivos y retos para sentirnos realizadas, no solo como hijas de alguien, madres de alguien o esposas .de alguien, sino como personas, como mujeres exitosas.

Creo firmemente que no es necesario estar las 24 horas del día al lado de los chicos para transmitirles amor y valores, lo más importante es que demostrarles nuestro amor y que sepan que cuentan con nosotros para todo. Al principio es difícil y cuesta mucho como madres alejarnos de ellos, por eso es fundamental confiar en la persona que los cuida. Cada mujer tiene que encontrar el modelo que más le adecue a sus necesidades y a las de su familia, pero considero que todo es un tema de organización y planeación y claro que se puede!

Tengo la suerte de trabajar en una empresa de “Tecnologías de Información y Comunicación” llamada INFOTEC, en donde se me ha dado la oportunidad de crecer día con día, de aprender día a día, de enfrentar nuevos retos y resolver complicaciones, teniendo la fortuna de que está cerca de mi casa, lo cual me permite llegar más temprano a la oficina para organizarme y ver pendientes con la gente a mi cargo, y así a mi hora de almuerzo poder compartir un rato con mis hijos, llegar temprano a casa y poder continuar con mi rol de madre, esposa, y dedicar tiempo para ser también estudiante universitaria, aprovechando las ventajas de la educación en línea que ofrece una Universidad Americana. El poder desarrollarme profesionalmente es muy gratificante, mi actual trabajo, es el que más me ha gustado, lo disfruto enormemente y  me siento realmente realizada cuando veo que además mis hijos y mi esposo están bien y cerca de mí.

A lo largo de mi vida he aprendido que no debo pretender ser la empleada perfecta, sino esforzarme día con día. Tampoco pretendo ser la estudiante que saca 10 en cada parcial, aunque me esfuerzo por hacerlo, y ni mucho menos ser la clásica madre mexicana abnegada y ejemplar porque no las hay. Hago lo mejor que puedo con lo que tengo y trato de enseñar con el ejemplo.

He aprendido a ignorar el fantasma de la culpabilidad causado por no dedicarles todo el tiempo que quisiera a mis hijos. No me serviría de nada pasar todo el día con ellos si no tienen lo que necesitan o si no puedo ofrecerles un ejemplo para sus vidas. También he aprendido que cuando me siento cansada y creo que ya no puedo más, debo recordar que mi desarrollo profesional es un esfuerzo que me ofrecerá frutos el resto de mi vida y es a la vez un ejemplo para mi familia.
Pero realmente lo mejor que me ha dejado toda esta etapa de mi vida, son dos hijos maravillosos a quienes, sobra decir, que amo como toda el alma y por quien sin duda daría mi vida por ellos sin pensarlo si quiera.

¡Soy una mujer que estoy orgullosa de ser “madre”, “esposa”, “profesionista” y además estudiante!


(Artículo publicado originalmente en la revista Develop Network Año 2. No. 20  Pág. 49 https://issuu.com/masgeek/docs/developnetwork_junio_2016/50).
Por  Maria de Guadalupe Tenorio López
Consultor de Proyectos Tecnológicos
DAC
INFOTEC

Comentarios