Gobierno Abierto: Iniciativa hacia la transparencia y participación ciudadana

En los últimos años se ha observado un crecimiento constante de Datos del Gobierno Abierto (OGD, por sus siglas en inglés), emergiendo como un importante canal de comunicación entre los gobiernos y sus ciudadanos. Ejemplos de portales web internacionales que aplican OGD son Data.gov y Datos.gov.uk.

El concepto de Gobierno abierto se basa en tres aspectos: la transparencia, la colaboración y la participación ciudadana. Una introducción de estos aspectos de acuerdo al Memorando sobre Transparencia y Gobierno Abierto promulgado por Estados Unidos en el 2009 es el siguiente:

  • Transparencia: El gobierno debe permitir el acceso de la información pública ante la ciudadanía. La información debe ser abierta, completa y de fácil acceso, asimismo, debe ser susceptible de ser procesada a través de herramientas tecnológicas y de comunicación.
  • Participación: El compromiso público mejora la eficacia del Gobierno y de mejora de la calidad de sus decisiones. El gobierno debe promover la participación activa de la ciudadanía en la conformación de políticas públicas, de esta manera los gobiernos se beneficiarían con el conocimiento y la experiencia de los ciudadanos.
  • Colaboración: La colaboración no implica únicamente al ciudadano, sino que incluye a organizaciones no lucrativas, negocios e individuos del sector privado, permitiendo el trabajo conjunto de la administración y la identificación de nuevas oportunidades de cooperación.


Estándares

El movimiento OGD se está convirtiendo en una iniciativa ciudadana que  aboga  por  la  transparencia  de  la  administración. En este contexto, diversos grupos de trabajo han propuesto una serie de principios que deben regir a la iniciativa de gobierno abierto, por ejemplo: el grupo de trabajo reunido en Sebastopol, California en 2007 y la Sunlight Foundation. El grupo de defensores de la iniciativa de OGD [1] reunidos en 2007 definieron un conjunto de principios con el objetivo de desarrollar un entendimiento más robusto de porque está iniciativa de datos abiertos del gobierno es esencial para la democracia. En esta reunión señaló que los datos del gobierno deben ser considerados abiertos únicamente si los datos se hacen públicos  y cumplen con los siguientes principios:

  • Los datos deben ser completos: Todos los datos públicos están disponibles.
  • Los datos deben ser primarios: Los datos publicados son recogidos de sus repositorios fuentes, con el mejor nivel de granularidad.
  • Los datos deben ser oportunos: Los datos están disponibles oportunamente para preservar el valor de los datos.
  • Los datos deben ser accesibles: Los datos están disponibles para una amplia gama de usuarios y una amplia gama de propósitos.
  • Los datos deben ser procesables: Los datos están estructurados para permitir un procesamiento automático sobre éstos.
  • El acceso no debe ser discriminatorio: Los datos están disponibles para todos, sin registros previos.
  • El formato de los datos debe ser no-propietario: Los datos están disponibles en un formato en el cual ninguna entidad tiene control exclusivo.
  • Los datos deben ser libres de licencia: Los datos no están sujetos a  ningún derecho de autor, patente, marcas o reglamento.


Estos principios, especifican las condiciones para que los datos públicos sean considerados “abiertos”, el término de “datos” se refiere a información almacenada electrónicamente, por ejemplo: documentos, bases de datos, transcripciones. Más aún los datos deben ser revisables, esto significa que: una persona de contacto debe estar designada para responder a las personas que tratan de utilizar los datos, también debe responder a las quejas sobre la violación de los principios, y un organismo debe de validar que los principios se cumplen apropiadamente.

Por otro lado, la Sunlight Foundation [2] se dio a la tarea de actualizar y expandir los principios presentados en la reunión de Sebastopol, con el objetivo de evaluar el grado de apertura de los datos del gobierno y su accesibilidad al público, identificando así diez principios, presentados a continuación:

  • Completa: Todos los datos crudos (sin un procesamiento previo y recogida de sus repositorios fuentes) debe ser totalmente liberada, excepto aquellas que consideren datos confidenciales o que pongan en peligro al país y/o administración. Además, se deben incluir los metadatos de la información, permitiendo de esta manera que el usuario comprenda el contexto de la información.
  • Primaria: Los datos deben provenir de su fuente primaria, esto incluye información original recolectada por el gobierno, detalles de cómo fueron recolectados y los documentos originales que registran la recolección de los datos.
  • Oportuna: Los datos publicados por el gobierno deben ser liberados en forma oportuna. La información en tiempo real máxima su utilidad.
  • Facilidad de acceso físico y electrónico: Los datos liberados por el gobierno deben ser accesibles, sin barreras físicas (visitar una oficina particular) y sin barreras tecnológicas (plataformas orientas a tecnologías específicas y propietarias).
  • Legible: Los datos deben presentarse en formatos de archivos que sean legibles para las computadoras y que puedan procesarse. Esta información debe ser acompañada por la documentación relacionada con el formato y cómo usarla en relación a los datos.
  • No discriminatoria: Los datos deben ser accedidos por cualquier persona, sin registros previos o sin proporcionar una justificación.
  • Licenciamiento: Los datos deben estar libres de "Términos del servicio", "Restricciones", "Reglas".
  • Permanencia: Los datos disponibles en línea deben permanecer en línea, con el adecuado seguimiento de versiones.
  • Costos de uso: La imposición de costos al acceso de la información, son barreras que disminuyen la participación del ciudadano, de esta manera se cierra el ciclo que la información únicamente pueda ser accedida por el gobierno, rompiendo de esta manera cualquier manera de cambio para una mejor democracia en la administración.


Así como estos grupos de trabajo han propuesto una serie de principios, así muchas otras organizaciones han tratado de definir cuáles deben ser la reglas del juego para la OGD, en este contexto la directora ejecutivo del Acceso de Información Europea, Helen Darbishire señala que: “Los mejores estándares vendrán del trabajo de sociedad Civil y gobiernos definiendo juntos los conceptos de Transparencia, Participación y Rendición de cuentas” [3].

En conclusión, la apertura pública de los datos del gobierno promueve en la medida de lo posible el discurso civil, el mejoramiento del bienestar público y más aún el uso eficiente de los recursos públicos. La iniciativa de gobierno abierto promueve una relación bidireccional “Administración-ciudadano” de esta manera la participación y colaboración del ciudadano es un “elemento vital” para que esta iniciativa cumpla su propósito y no pase en los siguientes años como parte del bagaje histórico.

Referencias:


[1] http://www.opengovdata.org/
[2] http://sunlightfoundation.com/policy/documents/ten-open-data-principles/
[3] http://www.opengovstandards.org/
Imagen tomada de: http://rendiciondecuentas.org.mx


Comentarios