Internet del Futuro: Transformación día a día
Conforme pasa el tiempo, el Internet fluirá en nuestras vidas como la electricidad según algunos patrones estudiados por expertos en tecnología para el año 2025.
 
Las predicciones de estos estudios vislumbran que la mayoría de la gente accederá de forma tan sencilla al Internet, que hasta la ropa estará conectada permanentemente a la Web.
 
El uso de tecnología móvil permitirá disfrutar de una “realidad aumentada” que añadirá información al mundo real. Ya no será necesario estar sentado frente a una pantalla, un teclado y un mouse para que el Internet interactúe con nosotros. La proliferación de sensores inteligentes, cámaras, software, bases de datos, centros de datos, es decir, el tejido que se está creando de información a nivel global es lo que llamamos el Internet de las Cosas, donde todo estará conectado a la Web.
 
Nuestra rutina diaria estará rodeada de Internet, pero lo sorprendente es que nosotros no nos daremos cuenta de que todo estará conectado, será de lo más normal. Lo mismo sucede con la electricidad, sabemos que está ahí y sólo nos acordamos de que nos hace falta cuando falla.
 
Podremos ajustar tanto la medicación como nuestro estilo de vida a diario o incluso hora a hora. Los expertos dicen que otras áreas preocupantes son la brecha digital, el espionaje y el crimen. Es un arma de doble filo porque la comunidad tecnológica se inclina por un Internet “abierto” en la que no haya control de los gobiernos o las empresas, pero ¿la privacidad vinculada con el espionaje?, eso sí que es un problema bastante grande de nuestros tiempos.
 
La evolución de Internet también tendrá su efecto en el modo de relacionarse: permitirá comprender mejor al otro y aumentará la transparencia de las personas y las organizaciones. Sin embargo, existe la opinión de que esto no se traduzca en una mayor integridad personal, tolerancia social o comprensión.
 
En el 2020 la gente será más propensa a compartir información personal, opiniones y emociones a través de Internet y la noción pública de privacidad habrá cambiado, si bien al mismo tiempo estará protegida y amenazada por las innovaciones emergentes. El seguimiento y las bases de datos serán ubicuos, por lo que las correcciones y clarificaciones sobre la reputación serán una tarea diaria para la mayoría de los sitios Web.
 
¿Cómo cambiará Internet nuestra vida diaria para el año 2020? 
 
Según PC World, las acciones que llevamos a cabo en el trabajo o en la vida personal sufrirán una transformación importante por culpa de la Red de redes: 
 
  • Navegación. La relación con la Web también cambiará sustancialmente. En el futuro, será posible navegar utilizando la voz y eliminando la necesidad de pantallas y teclados. 
     
  • Turismo. Será posible viajar por todo el mundo y, al contemplar un paraje natural, automáticamente conseguir toda la información relativa a ese escenario en cualquier dispositivo que llevemos.
     
  • Mundos virtuales. Los mundos virtuales serán algo muy habitual gracias a la evolución de interfases más intuitivas y, la mayoría de las personas tendrán una vida virtual paralela a la real. ¿Se confundirá realidad con ficción? 
     
  • Hogar. Aunque ya hay algunos ejemplos en la actualidad, en un futuro no muy lejano la mayoría de los hogares tendrán todos sus sistemas multimedia y electrodomésticos conectados a la red. Así por ejemplo, los refrigeradores podrán conocer su propio contenido y mostrar recetas en función del mismo. 
 
El Internet del Futuro va a permitir introducir nuevas formas de colaboración, va a ofrecer muchas más posibilidades a los investigadores que van a poder disponer de más medios y más datos para sus investigaciones. Las oportunidades que se ofrecen para el futuro son inmensas y en algunos aspectos todavía nos puede sorprender que todos estos cambios estén a la vuelta de la esquina.

Por Gabriela Campos Torres
 
Fuentes de información: Mundo Contact y PC World.

Imagen tomada de: Five365.

 


Comentarios